Redes Sociales

BeReal, ¿la anti red social?

Tania Lorenzo

Con el “anti postureo” por bandera, la red social francesa BeReal no deja de ganar adeptos. Esta plataforma cuenta ya con más de 27 millones de descargas y debe su popularidad a presentarse como una apuesta totalmente contraria a redes como TikTok o Instagram. ¿Cómo? Huyendo de los filtros y permitiendo compartir únicamente una foto al día.

La “gracia” -al menos para sus adeptos- es que esa foto al día debe ser compartida de forma espontánea. La app te envía una notificación y deberás aprovechar ese momento para compartir una instantánea que muestra a la vez una foto hecha con tu cámara frontal y otra con la trasera. Esta imagen espontánea se debe, además, compartir tal cuál pues en BeReal no existen los filtros ni ningún tipo de herramienta de edición. Tampoco sirve “hacer trampas” pues no puedes añadir imágenes de la galería.

En definitiva, la propuesta de BeReal se basa en dos puntos clave: la espontaneidad y la crudeza. Ambos factores pretenden mostrar a los usuarios tal y cómo son, huyendo de los escenarios idílicos, los filtros que “arreglan” las caras hasta hacerlas irreconocibles y las horas de posteo cuidadosamente estudiadas para tener un mayor impacto.

Con esta descripción cualquiera podría pensar que el apellido de “anti red social” le viene que ni pintado a esta plataforma pero, ¿realmente es así? En este artículo te invito a reflexionar conmigo sobre este tema pero antes, voy a contarte algunas claves sobre la nueva red social de moda.

¿Qué es BeReal?

BeReal nació en Francia en 2020 y se presenta como la única red social en la que los usuarios se muestran tal y cómo son. Es una plataforma que triunfa especialmente entre los centennials y los millennials más jóvenes (según SmartMe Analytics en 2022 ha conseguido una penetración del 5% entre la población española entre los 18 y 24 años y un 1% entre la población general) y que destaca por la ausencia de filtros y porque solo permite compartir una fotografía al día.

Su funcionamiento tiene más miga que simplemente poner un límite de fotos y bloquear cualquier tipo de edición. Con BeReal solo podrás subir una foto al día pero no podrás hacerlo cuando te apetezca. La app será la que te mande una notificación en un momento aleatorio para que compartas lo que estás haciendo -y tu cara- en ese momento.

¿Cómo funciona BeReal?

Cuando recibas la notificación de BeReal tendrás solo dos minutos para compartir tu foto. Puedes compartir más tarde pero en tu foto saldrá cuánto tiempo ha pasado desde que recibiste la notificación hasta que has compartido tu publicación.

Las fotos de BeReal deben ser instantáneas y sacadas en el momento (no puedes subir nada de la galería) y no pueden editarse. Todas las publicaciones se componen de dos fotos: sacas una con la cámara trasera del móvil y al hacer clic la app toma instantáneamente un selfie para capturar tu cara en ese mismo momento.

Tras hacer esta publicación diaria puedes compartirla en otras redes sociales o mandarla por mensaje. También podrás acceder al muro en el que verás qué han compartido las otras personas. En ese aspecto BeReal funciona como cualquier otra red social, puedes comentar, dar a “me gusta”, solicitar amistad, etc.

Cuando publicas tu foto en BeReal puedes elegir hacerlo de forma pública o privada. El juego está en que solo podrás ver qué comparten tus amigos (si lo han hecho de forma privada) si tú también compartes una publicación.

¿Una anti red social o una red social más?

La mayoría de artículos y publicaciones que hablan de BeReal definen esta aplicación como una anti red social, una plataforma que se presenta como una apuesta contraria a otras opciones populares como Instagram o Tik Tok pero, ¿realmente es así o al final estamos ante más de lo mismo?

Es cierto que el postureo y la sobre edición son dos características que suelen ir de la mano de la mayoría de las redes sociales. Uno de los puntos fuertes -y controvertidos, por cierto- de Tik Tok son sus filtros, tan bien calibrados que hacen que tu carita parezca pasada por el bisturí de varios cirujanos plásticos. Instagram, por otro lado, es la reina del postureo; puede que sus filtros sean más “sutiles” (o no tan buenos, depende de a quién le preguntes) pero cualquiera sabe que las instantáneas idílicas que comparten la mayoría de users están lejos de mostrar su vida real.

Sin embargo, no debemos olvidar que no todas las personas utilizan estas redes sociales de una forma tan vacía y egocéntrica. El postureo y la sobre edición campa a sus anchas por estas plataformas pero no es una característica intrínseca de ellas.

Es más, si realmente BeReal fuese una anti red social y por tanto, una alternativa a estas plataformas, ¿por qué iba a la gente a compartir sus instantáneas en el resto de perfiles? ¿Por qué dar ni siquiera esta opción?

En mi opinión, hay un punto clave que define aún más a las redes sociales: una búsqueda incansable por las mejores fórmulas para “enganchar” a los usuarios (y más tarde saturarlos con publicidad para ganar dinerito). Todas las aplicaciones buscan dar con esa fórmula secreta que garantice el enganche del usuario y mucho más importante, que este sea constante y -a poder ser- que roce la dependencia.

Puede que BeReal no utilice filtros pero este último punto lo tiene controlado al milímetro. ¿Quién no quiere ver lo que no puede encontrar en otras redes? ¿Y si para ver esas fotos de tu crush tal y cómo es tienes que compartir una fotito tuya a cambio cuando la app te lo pida? ¿Y si tienes que generar contenido cada día para seguir viendo lo que hacen los demás?

El FOMO (Fear Of Missing Out) es la gallina de los huevos de oro de BeReal, ¿cuánto tardarán en monetizarlo?

×

Indexando Marketing

׿Cómo puedo ayudarte?