Marketing financiero en España – Ana Trenza

Ana Trenza es experta en marketing financiero y desarrolla su actividad profesional como asesora en dirección financiera, estratégica y marketing digital para empresas. Durante los últimos 14 años ha estado trabajando para Banco Popular, donde comenzó con un contrato de prácticas como administrativa y fue escalando hasta convertirse en director de sucursal, puesto que ha ocupado en los últimos 9 años.

Esta experiencia le ha hecho consciente de todos los problemas que pueden tener las empresas a nivel financiero y la convenció para convertirse en asesora financiera y conseguir darles las soluciones efectivas que necesitaban.

De contrato en prácticas de administrativa en Banco Popular a experta en asesoramiento financiero, estratégico y marketing digital. ¿Qué ha significado en tu vida personal tu trabajo tras 14 años de experiencia?

Lo primero, no me considero experta, jejejeje.

Todo lo que soy profesionalmente se lo debo a Banco Popular, ha sido mi casa durante más de 14 años, siempre me he sentido muy apoyada y valorada dentro de la empresa.

Tengo tres deudas con Banco Popular:

  • La primera, en el ámbito profesional, pues ha invertido mucho en mi formación, dentro de mi plan de carrera, haciéndome sentir valiosa dentro de la entidad.
  • La segunda, en el terreno personal. Tengo mucho que agradecerle, siempre me ha apoyado y me ha hecho ver que confiaba en mí, formando parte de mis logros y éxitos personales (mi maternidad).
  • La tercera, le debo toda la buena gente que he conocido gracias a trabajar en él. La mayoría de mis mejores amigos son Populares. Lo mejor que tiene el Popular son sus empleados.

Es una pena que desaparezca, me entristece.

 

¿Qué valores y principios has aprendido durante la primera etapa de tu trayectoria profesional?

Compromiso, constancia, esfuerzo, trabajo en equipo y cuidar mucho al cliente.

Aprendí que todo esfuerzo tiene su recompensa y lo importante que es tener muy buena relación con tus compañeros de trabajo.

 

¿Qué hay que tener para ser un experto en marketing online financiero?

Tener una visión muy amplia del negocio.

Estamos en un entorno cambiante, mucho más de lo que creemos, por ello, una empresa debe apoyar todas sus decisiones desde un punto de vista estratégico.

Es insuficiente saber de contabilidad, también es necesario tener conocimientos financieros, de estrategia y de marketing digital. Toda empresa ha de tener un plan a seguir.

“No hay plan financiero sin plan estratégico, ni plan estratégico sin plan de marketing digital”.

 

La generación mayor prefiere la Banca tradicional, el cara a cara en las oficinas, y la joven, Internet. ¿Cómo se trabaja a nivel de marketing con la brecha digital?

Es una situación temporal, cuestión de un cambio generacional.

Son muchos los jubilados que se han adaptado a las nuevas tecnologías, hace unos años no quería utilizar un Smartphone y hoy casi todos tienen uno. Además, los que no se han hecho con ellas, suelen tener la ayuda de sus hijos, incluso nietos.

La banca están realizando importantes inversiones en aplicaciones informáticas y formación dirigida a los clientes para que aprendan a utilizarlas.

Aunque, ahora visto desde fuera, no identifico una estrategia de marketing clara en este tema.

 

¿Qué te lleva al mundo del marketing trabajando dentro del sector financiero durante tantos años?

Mi primer contacto fue por mi propio proyecto, para desarrollar mi marca personal.

Una vez descubrí todo el potencial que tiene la aplicación del marketing digital dentro de la estrategia de una empresa, vi claro que no puedo dejar de formarme para aplicarlo a mi trabajo diario.

 

Cómo ha cambiado el modelo de negocio en la Banca con la llegada de las redes sociales?

El cambio que ha sufrido el modelo de negocio de la banca ha sido muy brusco y rápido.

El sector de la banca se ha desgastado mucho en los últimos diez años. La crisis ha provocado la caída de muchas entidades y fusiones, disminución de sus márgenes, incremento de problemas judiciales, aparición de nuevos competidores, una mala imagen social… la suma de todos estos factores ha provocado una falta de visión tecnológica y digital.

Le queda camino por recorrer dentro del mundo digital, a la hora de trabajar tanto las redes sociales, como marca personal, marca corporativa, incluso en estrategia digital.

En banca siempre nos han dicho que somos como un transatlántico. No podemos girar rápido, sino muy despacio. Pero en determinados temas, tan importante es la velocidad de reacción, como el nunca estar parado.

 

¿Cuáles son los retos del marketing financiero en una economía que ya es digital?

Que una empresa pequeña o mediana tenga las mismas oportunidades que una gran empresa.

Esto lo permite el entorno digital, pero han de saber aprovechar todas las oportunidades que brinda.

Está al alcance de todas las empresas, independientemente de su tamaño, invertir en la externalización de los servicios que sean auxiliares a su actividad. Con el objetivo de ser los mejores.

El marketing financiero es una figura que acompañar a la empresa en su toma de decisión, aportando un punto de vista racional, independiente y objetivo a su gerencia.

 

“Aprendí que todo esfuerzo tiene su recompensa y lo importante que es tener muy buena relación con tus compañeros de trabajo.”Ana Trenza

Ponme un ejemplo de un fracaso que te haya enseñado y de un caso de éxito del que te sientas especialmente orgullosa.

He estado pensado la respuesta de esta pregunta, y la verdad, no recuerdo ningún fracaso, jejejeje. Puede que peque de ser muy optimista, pero de todas las situaciones más complicadas de mi vida han sido las que más me han enseñado y más fuerte me han hecho. Por tanto, no tengo lista de fracasos.

Para mí el mayor éxito es ser feliz. Es algo que siempre busco y no olvido. Intento que todo lo que hago, sea lo mejor que puedo hacer en ese momento, quizás este sea mi mayor éxito. Trabajar en algo que me apasiona es un éxito.

 

Defíneme con tres palabras el amor que sientes a tu trabajo.

Pasión: por todo lo que hago cada día.

Ilusión: de poder dedicarme a lo que me gusta y disfrutar este momento “tan dulce”.

Satisfacción: de los frutos que da mi esfuerzo y trabajo.